Make your own free website on Tripod.com

Creencias Fundamentales De La Iglesia Adventista Del Séptimo Día

28. La Nueva Tierra

Home
1. La Biblia
2. Trinidad
3. El Padre
4. El Hijo
5. Espíritu Santo
6. La Creación
7. El Hombre
8. El Gran Conflicto
9. El Redentor
10. La Salvación
11. Crecimiento en Cristo
12. La Iglesia
13. El Remanente
14. La Unidad
15. El Bautismo
16. Servicio de Comunión
17. Dones Espirituales
18. Don de Profecía
19. La Ley
20. El Sábado
21. Mayordomía
22. Conducta Cristiana
23. La Familia
24. Santuario Celestial
25. Segunda Venida de Cristo
26. La Muerte y la Resurrección
27. El Milenio
28. Nueva Jerusalén

28. El Nuevo Edén

 

Los Adventistas del Séptimo Día creen en la tierra nueva, donde mora la justicia y Dios proveerá un hogar eterno para los redimidos y un ambiente perfecto de vida, amor y gozo, y de conocimiento en su presencia. Porque allí Dios mismo habitará con su pueblo, y el sufrimiento y la muerte pasarán. La gran controversia terminará, y el pecado no existirá más. Todas las cosas, animadas e inanimadas, declararán que Dios es amor; y él reinará para siempre. Amén.

 

 

 

La Naturaleza de la Tierra Nueva

 

Una realidad tangible: 2Ped.3:6,7,13 Vez tras vez la Biblia declara que este hogar eterno de los redimidos será un lugar real, una localidad que personas reales, con cuerpos y cerebros pueden ver, oír, tocar, gustar, oler, medir, dibujar, probar, y completamente experimentar. Es en la tierra donde Dios localizará este cielo real.

 

Continuidad y diferencia: El término “tierra nueva” expresa tanto continuación como diferencia de la tierra presente. Pedro y Juan vieron la antigua tierra purificada de toda contaminación por fuego y luego renovada (2Ped.3:10; Apoc.21:1) La tierra nueva es esta tierra, pero recreada por Dios, libre de las manchas del pecado.

 

La Nueva Jerusalén

 

La Nueva Jerusalén es la ciudad capital de esta nueva tierra. En hebreo Jerusalén significa ciudad de paz.

 

Un vínculo que une: En un sentido esa ciudad une el cielo y la tierra nueva. El cielo significa “firmamento”, se lo usa para referirse: a) A los cielos atmosféricos (Gén.1:20) b) La expansión (Gén.1:14-17) c) el “tercer cielo”, donde el paraíso está localizado (2Cor.12:2-4). De esta conexión de cielo con paraíso, es que pasó a ser sinónimo con paraíso, el lugar del trono y la morada de Dios. Apoc.21:1,2

 

La descripción física: Apoc.21:2

 

  •    1. Su luz: El primer atributo específico que Juan notó al ver “la novia, la esposa del Cordero” fue su luz (Apoc.21:9,11; 23- 25; 22:5)

  •    2. Su construcción: Dios usa solo sólo los materiales más finos en la construcción de la ciudad. Paredes de jaspe (Apoc.21:11,18; los cimientos están adornados con 12 gemas (Apoc.21:19,20); El oro prevalece en la construcción de la ciudad (Apoc.21:18,21); las puertas de perla. El hecho que se pueda medir esta ciudad, nos muestra cuan real es ella.

  •    3. Los alimentos y el agua: Apoc.22:1,2 El agua sale del trono de Dios. Los frutos del árbol de la vida contienen el elemento vital del cual la raza humana ha carecido desde los tiempos de Adán. Los que comen del fruto de este árbol no necesitan noche para descansar. (Apoc.21:25)

 

Nuestro Hogar Eterno

 

La Biblia deja en claro que al final los salvados heredarán este mundo (Mat.5:5; Sal.37:9,29; 115:16; Jn.14:1-3; Apoc.21:2,3,5)

 

Cuidad Hogar: La Nueva Jerusalén es la ciudad que Abrahán buscaba (Heb.11:10). Dentro de esta vasta ciudad Jesús está preparando mansiones (Jn.14:2)

 

Hogares en el campo: Los redimidos no estarán confinados dentro de la ciudad. Ellos heredarán la tierra. De sus hogares de la ciudad irán al campo a diseñar y construir hogar de sus sueños (Isa.65:21)

 

En casa con Dios y Cristo: Jn.14:3; Apoc.21:3 Al fin el deseo de Dios de estar con sus hijos se hará realidad.

 

La Vida en la Tierra Nueva

 

Reinaremos con Dios y con Cristo: Dios envolverá a los redimidos en las actividades de su reino (Apoc.22:3-5; 5:10)

 

Actividades físicas en la Tierra Nueva: Edificarán y cultivarán la tierra (Isa.65:21). El propósito básico de la existencia en la tierra nueva es la restauración de lo que Dios había planeado para su creación original. (Gén.2:15). Alabarán a Dios (Apoc.15:2)

 

La vida social: En buena medida, el gozo de que disfrutaremos en la eternidad provendrá de nuestras relaciones.

 

   1. Amigos y familiares: Después de la resurrección de Cristo sus discípulos le reconocieron sin mucha dificultad (Jn.20:11-16,27,28; Luc.24:30,31,35). En el reino de los cielos, Abraham, Isaac y Jacob conservarán sus nombres (Mat.8:11). Podemos confiar que allí continuaremos con nuestras relaciones con los que ahora conocemos y amamos.

 

   2. ¿Habrá Matrimonio? Mat.22:29,30. La esencia del matrimonio es el amor. El epítome del gozo está en la expresión del amor (1Jn.4:8; Sal.16:11) El la tierra nueva ninguno se sentirá solo, vacío o despreciado.

 

La Vida Intelectual en la Tierra Nueva

 

Restauración Mental: Apoc.22:2 La sanidad a que Apocalipsis se refiere implica más que curar, significa restauración, por cuanto allí ninguno se enfermará (Isa.33:24,20) Al comer del árbol de la vida, alcanzarán la estatura física y mental de que carecieron durante siglos de pecado. Serán restaurados a la imagen de Dios.

 

Oportunidades sin límite: La eternidad ofrece horizontes intelectuales ilimitados. La adquisición de conocimientos no cansará la inteligencia ni agotará las energías.

 

Actividades espirituales: A través de la eternidad los redimidos sentirán más hambre y sed de Jesús. Mayor conocimiento de su vida y obra, más comunión con él, más tiempo para testificar ante los mundos no caídos acerca de su inigualable amor. (Mat.20:28; Apoc.22:3). La ciencia más popular será la cruz. Semana tras semana se reunirán para la adoración en el sábado (Isa.66:23).

 

No Habrá Más...

 

Todo el mal será erradicado: Apoc.21:4 La Escritura menciona el árbol de la vida como parte de la tierra nueva, pero ni una sola vez incluye al árbol del conocimiento de la ciencia del bien y del mal o ninguna otra fuente de tentación. Toda la tierra será limpiada (Apoc.21:8; 22:15).

Desaparece todo rastro de maldición. Sólo queda un recuerdo: nuestro Redentor llevará siempre las señales de su crucifixión. En su cabeza herida, en su costado, en sus manos y en sus pies se ven las únicas huellas de la obra cruel efectuada por el pecado. A través de las edades eternas, las llagas del Calvario proclamarán su alabanza y declararán su poder.

 

No se recordará el pasado: Isa.65:17,16. Al leer el contexto, si embargo, es evidente que son las dificultades de la vida antigua lo que los redimidos olvidarán. No olvidarán las cosas buenas que Dios ha hecho, la gracia abundante por el cual él los salvó; de lo contrario, toda la lucha contra el pecado sería en vano.

 

Además, la historia del pecado constituye un elemento importante en la promesa de que “no tomará venganza dos veces de sus enemigos” (Nah.1:9). Se nos ha prometido que las memorias de los redimidos no producirán remordimiento, chasco, dolor,  o enojo.

 

El Valor de Creer en una Nueva Creación

 

  •    1. Da incentivo para soportar: Heb.12:2; 2Cor.4:16,17.

  •    2. Produce el gozo y la seguridad de una recompensa. 1Cor.3:14.

  •    3. Da fuerza para resistir la tentación: Heb.11:26.

  •    4. Provee un vislumbre de lo que será el cielo: 2Cor.1:22; 5:5; Efe.1:14.

  •    5. Conduce a una mayor efectividad: Algunos miran a los cristianos como seres tan celestiales que no tienen valor terrenal. Pero es precisamente esa creencia en el futuro lo que otorga a los cristianos una base sólida con la cual mover al mundo. “Si leemos la historia descubriremos que los cristianos que hicieron más por el mundo actual fueron precisamente aquellos que meditaban más en el mundo futuro”.

  •    6. Revela el carácter de Dios: En lo que Dios ha planeado para los redimidos tenemos una representación más verdadera de su carácter.

  •    7. Nos acerca a Dios: La Biblia describe la tierra nueva con el fin de atraer al inconverso a Cristo. el verdadero propósito de Dios en dar a conocer lo que ha preparado para los que le aman, es sacar a las personas de su preocupación por este mundo. Ayudarles a discernir el valor del mundo futuro y darles una vislumbre de las cosas hermosas que ha preparado el corazón de amor del Padre.

 

Nueva Para Siempre

 

Lo mejor de las buenas noticias relacionadas con la tierra nueva es que nunca tendrá fin. (Apoc.-11:15; Dan.2:44; 7:27; Apoc. 5:3)

 

El gran conflicto ha terminado. Ya no habrá más pecado ni pecadores. Todo el universo está purificado. La misma pulsación de armonía y de gozo late en toda la creación. De Aquel que todo lo creó manan la vida, luz y contentamiento para toda la extensión del especio infinito. Desde el átomo más imperceptible hasta el mundo más vasto, todas las cosas animadas e inanimadas, declararán en su belleza sin mácula y en jubileo perfecto, que Dios es Amor.

 

 

 

 

Creencias fundamentales de la I.A.S.D.