Make your own free website on Tripod.com

Iglesia Adventista Del Séptimo Día - Central Chorrillos

Sociedad de Jóvenes

Home
Junta Directiva
Informe Económico Mensual
Paradero Desconocido
Plan de Trabajo
Días de culto
Proyectos
Feligresía de Iglesia
Bautismos
Creencias
El Anciano de Iglesia
El Mayordomo
Ministerio Personal
Secretaría de Iglesia
Tesorería de Iglesia
Ministerio de la Mujer
Sociedad de Jóvenes
Ministerio del Menor
Escuela Sabática
Dorcas
Diáconos
Diaconizas
Hogar y Familia
Elección de Dirigentes
Historia nuestra
Reunión Administrativa
Sistema Organizacional
Disciplina Eclesiástica
Servicio de Comunión
El Sábado
El Diezmo y Las Ofrendas
Alabanza Congregacional
Recreación & Diversión
El Homosexualismo
"Los 7"
Los Profetas
El Anticristo
Los 144,000
Los Diez Mandamientos
El Tiempo de Angustia
Vínculos

La Sociedad de Jóvenes Adventistas es el departamento mediante el cual la iglesia trabaja en favor y por medio de sus jóvenes.

 

"Moisés respondió.: Hemos de ir con nuestros niños y con nuestros viejos, con nuestros hijos y con nuestras hijas; con nuestras ovejas y con nuestras vacas hemos de ir; porque es nuestra fiesta solemne para Jehová" (Éxo. 10:9). "Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos" (Deut. 6:6- 8). "Ninguno tenga en poco tu juventud, sino s. ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza" (1 Tim. 4:12).

 

"Tenemos un ejercito de jóvenes hoy que puede hacer mucho si es debidamente dirigido y animado... Queremos que sean bendecidos por Dios. Queremos que participen en planes bien organizados para ayudar a otros jóvenes" (Testimonios para los ministros, 1977, p. 32).

La sierva del Señor pidió. que se estableciera en cada iglesia un .órgano para cuidar de los jóvenes y dijo a qué. debía parecerse. "Debiera constituirse un grupo semejante a la Sociedad de Esfuerzo Cristiano..." (Consejos sobre la salud, p. 538). "Organícense grupos en todas las iglesias para hacer esta obra" (Servicio cristiano, p. 44).

 

 

"Cuando los jóvenes dan su corazón a Dios, no cesa nuestra responsabilidad hacia ellos. Hay que interesarlos en la obra del Señor, e inducirlos a ver que .l espera que ellos hagan algo para adelantar su causa. No es suficiente demostrar cuánto se necesita hacer, e instar a los jóvenes a hacer una parte. Hay que enseñarles a trabajar para el Maestro. Hay que prepararlos,

disciplinarlos y educarlos en los mejores métodos de ganar almas para Cristo. Enséñeseles a tratar de una manera tranquila y modesta de ayudar a sus jóvenes compañeros. Expóngase en forma sistemática los diferentes ramos del esfuerzo misionero en que ellos puedan tomar parte, y déseles instrucción y ayuda. As. aprenderán a trabajar para Dios" (Obreros evangélicos, pp. 222, 223).

"Con semejante ejercito de obreros como el que nuestros jóvenes bien preparados podrán proveer, ¡cuán pronto se proclamaría al mundo el mensaje de un Salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!" (Mensajes para los jóvenes, p. 194).

 

Aunque en todas las iglesias debe existir una Sociedad de Jóvenes Adventistas, es importante que el programa de jóvenes no quede aislado del resto de la iglesia. Además de su participación en la sociedad juvenil, debe integrarse a los jóvenes en el liderazgo responsable e incluirlos en el

programa de toda la iglesia. Debe haber jóvenes que sean ancianos de iglesia, diáconos y diaconisas, etc., trabajando con dirigentes experimentados de la iglesia. En todos los sectores de la obra de la iglesia debe haber jóvenes en actividad. "Con el fin de que la obra pueda avanzar en todos los ramos, Dios pide vigor, celo y valor juveniles. Él ha escogido a los jóvenes para que ayuden en el progreso de su causa. El hacer planes con mente clara y ejecutarlos con mano valerosa, requiere energía fresca y no estropeada. Los jóvenes están invitados a dar a Dios la fuerza de su juventud, para que por el ejercicio de sus poderes, por reflexión aguda y acción vigorosa, le tributen gloria e impartan salvación a sus semejantes" (Obreros evangélicos, p. 69).

 

Declaración de misión. El primer objetivo del Ministerio de los jóvenes es la salvación de los jóvenes a través de Jesucristo. Entendemos que el Ministerio de los Jóvenes es una parte de la obra de la iglesia conducida por, con y para los jóvenes.

Nuestra tarea es:

  • 1. Llevar a los jóvenes a comprender su valor individual, y a descubrir y desarrollar sus dones espirituales y sus habilidades.

  • 2. Equipar y fortalecer a los jóvenes para una vida de servicio con la iglesia de Dios y la comunidad.

  • 3. Asegurar la integración de los jóvenes en todos los aspectos de la vida de la iglesia y en el liderazgo de la misma, para que puedan participar plenamente en la misión de la iglesia.

Para cumplir nuestra tarea:

  • a. Realizaremos un ministerio equilibrado por medio de la incorporación de las dinámicas bíblicas del compañerismo, la edificación espiritual, la adoración y la misión.

  • b. Nos comprometemos a mantener la relevancia y eficacia en el ministerio relacionando todo nuestro ministerio con las necesidades de los jóvenes. Es imperativo que escuchemos a los jóvenes y estemos informados por medio de sus percepciones, preocupaciones y sugerencias. Un ministerio eficaz sólo es posible en una atmósfera de amor, aceptación y perdón. Conduciremos una búsqueda continua para descubrir las .reas que necesitan atención. Nos comprometemos a experimentar e innovar en nuestros programas porque reconocemos la naturaleza cambiante de los jóvenes de nuestros días.

  • c. Encontraremos inspiración en la Palabra de Dios y en nuestra historia, y tendremos fe en Dios en cuanto al futuro. Nuestra filosofía encontrar . una amplia variedad de estilos de ministerios y programas ordenados por Dios.

  • d. Haremos evaluaciones regulares para asegurarnos que alcanzamos nuestro principal objetivo.

Objetivos. El departamento de Jóvenes Adventistas se organizó. como respuesta a estas directivas inspiradas para guiar, entrenar, proveer materiales y trazar los planes de evangelismo para la Sociedad de Jóvenes Adventistas de la iglesia local. El Espíritu de Profecía estableció. los objetivos del .órgano juvenil como sigue:

  • (1) Capacitar a los jóvenes para trabajar por otros jóvenes;

  • (2) reclutar a los jóvenes para que ayuden a su iglesia y a "los que profesan ser observadores del sábado";

  • (3) "trabajar en favor... de aquellos que no son de nuestra fe" (Servicio cristiano, p. 44).

Al procurar alcanzar estos objetivos se llama a los jóvenes a:

  • (1) orar juntos,

  • (2) estudiar la Biblia juntos,

  • (3) participar juntos en reuniones sociales en las que se manifieste una interacción basada en principios cristianos,

  • (4) participar juntos en pequeños grupos para llevar a cabo planes bien trazados para compartir la fe,

  • (5) desarrollar tacto, habilidad y talento en el servicio del Maestro, y

  • (6) animarse unos a otros en el crecimiento espiritual.

El Blanco de la Sociedad de Jóvenes Adventistas es: "El mensaje del

advenimiento a todo el mundo en mi generación".

 

El Lema es: "El amor de Cristo me constriñe".

 

Miembros de la Sociedad J.A.

 

Hay tres categorías de miembros en la Sociedad de Jóvenes Adventistas.

 

  • a. Miembros regulares. Son los jóvenes entre los 16 y los 30 años de edad, miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, en plena comunión con la misma, que suscriben los objetivos de la sociedad y, deseando comprometerse en el servicio activo por Cristo, se enrolan como miembros regulares de la sociedad.

  • b. Miembros asociados. Los jóvenes que todavía no son miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, pero que tienen ideales cristianos y desean asociarse con los jóvenes de la iglesia en la obra misionera, deben aceptarse como miembros asociados. Estos jóvenes, aunque no reciben cargos, deben ser recibidos cordialmente en toda la obra de la sociedad y en sus grupos, y también deben ser animados a convertirse en miembros regulares tan pronto como sea posible.

  • c. Miembros honorarios. Se puede enrolar como miembros honorarios a los miembros adultos de la iglesia que apoyan a los jóvenes. A muchas personas que pasaron de los 30 años les gustarla continuar asistiendo a las reuniones de la Sociedad de Jóvenes y participar en ella dentro de lo posible. Siempre que parezca aconsejable, deben recibir tarjetas de miembros honorarios. Su membresía no debe ser incluida en el informe del secretario y tampoco su obra misionera, la cual deben informar en la forma regular a través de la iglesia.

Al unirse a la Sociedad de Jóvenes Adventistas, los nuevos miembros hacen el siguiente voto:

 

"Por amor al Señor Jesús prometo participar activamente en la obra de la Sociedad de Jóvenes Adventistas, y hacer todo lo que pueda para ayudar a otros a terminar la obra de la predicación del evangelio en el mundo".

 

 

Comisión directiva de Ministerios J.A.

 

La comisión directiva de los Ministerios de los Jóvenes Adventistas es la comisión responsable de la planificación general del programa del ministerio joven en la iglesia local. (V.ase la p. 83.) Esta comisión directiva se compone de los dirigentes de la sociedad, más el director de Ministerios Personales, el director de la división de jóvenes de la Escuela Sabática, el director de Ministerios de la Salud, el director del Club de Conquistadores, el director del Club de Aventureros, el director de la escuela, si la hay, el consejero de la sociedad, y el pastor de la iglesia. El director de la Sociedad de Jóvenes actúa como presidente de esta comisión directiva y es miembro de la junta directiva de la iglesia.

La comisión directiva de Ministerios de los Jóvenes debe reunirse tan a menudo como sea necesario para planificar y dirigir un exitoso ministerio joven en la iglesia local. En las reuniones de la comisión directiva se debe dedicar tiempo a la oración, al estudio de medios que ayuden a los jóvenes espiritualmente y a trazar planes para compartir la fe. La comisión directiva tiene también la responsabilidad de hacer que se programen reuniones regulares para los jóvenes, y trabajar. con otros departamentos para coordinar el programa de los jóvenes en la iglesia local. Para que el ministerio joven alcance eficazmente sus objetivos, deben hacer planes a corto y a largo

plazo.

 

La Sociedad de Jóvenes Adventistas


La Sociedad de Jóvenes Adventistas es el organismo de acción y compañerismo que agrupa a los jóvenes de la iglesia local. Los jóvenes deben trabajar juntos, bajo la dirección de un director elegido por la iglesia, en el desarrollo de un vigoroso ministerio joven que incluya el desarrollo
espiritual, mental y físico de cada joven; la interacción social cristiana; y un animado programa de testificación que apoye los planes generales de la iglesia local para la conquista de almas. El blanco de la Sociedad de Jóvenes Adventistas debe ser involucrar a todos los jóvenes adventistas en actividades significativas que los vinculen más estrechamente con la iglesia y los preparen para el servicio útil

.
Deben programarse reuniones regulares de los jóvenes cada semana. Se recomienda que estas reuniones se celebren los viernes de noche o el sábado de tarde. Tales reuniones pueden realizarse en los hogares de miembros de iglesia responsables, o en la iglesia como reuniones públicas mayores. Como el programa de los jóvenes no debe separarse del resto del programa de la iglesia, las reuniones públicas de la Sociedad de Jóvenes Adventistas deben abrirse a todos los miembros de la iglesia. Pero, idealmente, los mismos jóvenes deben planificarlas y dirigirlas. En las iglesias menores resulta inevitable que el programa de los jóvenes tenga un enfoque de participación familiar.


Es importante que el programa de los jóvenes en las iglesias locales funcione en coordinación con la obra de todos los departamentos que, de una manera u otra, se relacionan con el ministerio en favor de los niños y los jóvenes. Con el propósito de estimular esta cooperación y coordinación, el director del departamento de Ministerios Personales, el director del departamento de Ministerios de la Salud, el director de la división de jóvenes de la Escuela Sabática, el director de la escuela de la iglesia, el director del Club de Conquistadores, el director del Club de Aventureros, y otros lideres que sean necesarios, son miembros de la comisión directiva de Ministerios de los Jóvenes Adventistas, que es la comisión responsable de hacer los planes para el programa del ministerio en favor de los jóvenes.

 

Comisión directiva de la Sociedad J.A.

La comisión directiva de la Sociedad de Jóvenes es responsable de las actividades de los jóvenes "senior" de la iglesia local, y trabaja en coordinación con las otras entidades de la iglesia a través de la comisión directiva de Ministerios de los Jóvenes Adventistas. Si no hay un Club de Conquistadores o de Aventureros, la Sociedad de Jóvenes Adventistas incluir. a los miembros más jóvenes ("junior") en una Sociedad de Menores.

 

Dirigentes de la Sociedad J.A.

 

Uno de los principales factores en el éxito de cualquier Sociedad de Jóvenes es su liderazgo. Cuando los dirigentes son dedicados, cristianos activos, con iniciativa y habilidad para organizar

e inspirar a otros, la obra ir. adelante, los jóvenes se salvarán y se prepararán para el servicio de Dios, y toda la iglesia se ver. estimulada y fortalecida.

 

Los dirigentes de la Sociedad de Jóvenes Adventistas elegidos por la iglesia son: el director, el vicedirector, el secretario-tesorero, el vicesecretario-tesorero, el director del coro, pianista u organista, y el consejero, que puede ser uno de los ancianos de la iglesia. Siendo que la música representa un importante papel en la formación del carácter de los jóvenes, los músicos deben ser cuidadosamente seleccionados, lo mismo que los otros oficiales de la Sociedad de Jóvenes Adventistas. Este grupo constituye el núcleo de la comisión directiva de la Sociedad de Jóvenes Adventistas, la cual, de común acuerdo con los jóvenes, nombra a otros oficiales, tales como un director de actividades sociales, un director de actividades devocionales, un bibliotecario, un director de publicidad y directores de los diferentes grupos de acción. En las iglesias más pequeñas necesariamente una misma persona tendrá. que desempeñar varias responsabilidades. En la planificación y realización del programa juvenil deberán participar

tantos jóvenes como sea posible.

 

Director y vicedirector J.A.

 

El director de Jóvenes, como seguidor de los pasos de Jesús, debe ejemplificar las gracias de un cristiano genuino, con verdadera preocupación por la ganancia de almas y un entusiasmo contagioso. Al ayudar a motivar a los jóvenes para que trabajen juntos y asuman responsabilidades, el director quedar. en segundo plano, guiando, aconsejando y animando a los jóvenes, ayudándolos a obtener experiencia cristiana y a experimentar el gozo de las realizaciones. Ser. necesario que estudie el perfil de los jóvenes de la iglesia y trate de enrolar a todos los jóvenes en las actividades de la sociedad.

 

El director de la Sociedad de Jóvenes debe mantenerse en .íntimo contacto con el pastor, con el consejero y con el director de Jóvenes de la Asociación/Misión/Campo, aprovechando todas las oportunidades de capacitarse en el servicio, y de llevar a la sociedad a una relación de cooperación con la iglesia local y la Asociación/Misión/Campo.

 

El vicedirector de Jóvenes auxiliar. al director en su obra y, en su ausencia, presidir. la comisión directiva de la sociedad y asumir. los deberes del director. También se le asignarán las responsabilidades que la comisión directiva determine. En las iglesias pequeñas, la comisión directiva puede asignarle al vicedirector las tareas de secretario-tesorero.

 

Secretario-tesorero y vicesecretario-tesorero.

 

Como en el caso de los otros dirigentes de la sociedad, la primera calificación del secretario-tesorero es la espiritualidad y la dedicación. Debe conocer al Señor, poder hablar por experiencia personal y sentir solicitud por el bienestar de los jóvenes. El secretario-tesorero mantendrá. un registro de las actividades de la sociedad y enviar. un informe mensual al director de Jóvenes de la Asociación/Misión/Campo, utilizando los formularios especiales provistos para dicho fin. También animar. a los jóvenes a informar sus actividades de testificación durante los diez minutos misioneros, al final de la lección de la Escuela Sabática.

 

El vicesecretario-tesorero (si es necesario) ayuda al titular en su trabajo, según los arreglos mutuos, y actúa en ausencia de este .último.

 

Otra importante responsabilidad del secretario-tesorero consiste en mantener un registro exacto de todos los fondos recogidos y desembolsados por la Sociedad de Jóvenes Adventistas. Todos los fondos de la sociedad deben depositarse en la tesorera de la iglesia, como fondos en custodia, hasta que sean utilizados por orden de la comisión directiva de la Sociedad de Jóvenes. Esta comisión directiva revisará los registros financieros de la sociedad cada trimestre, y una vez por año serán auditados por el tesorero de la iglesia. Muchas iglesias incluyen los gastos de la Sociedad de Jóvenes en su presupuesto.

 

Consejero de la Sociedad J.A.

 

 El consejero puede ser un anciano u otra persona calificada que sea miembro de la junta directiva de la iglesia, que comprenda cabalmente los objetivos de la sociedad, y que simpatice con los jóvenes y con su involucramiento en los ministerios de la iglesia. Actuará como gula y consejero de los dirigentes de la sociedad, y se reunir . con ellos regularmente las veces que la comisión directiva de la Sociedad de Jóvenes sesione. El consejero debe ser alguien a quien los jóvenes amen y al cual recurran en busca de consejo. Coopera con el director de Jóvenes en la presentación de las necesidades de la sociedad ante la junta directiva de la iglesia.

 

El consejero debe mantener contacto con el director de Jóvenes de la Asociación/Misión/Campo, manteniéndolo informado acerca de cualquier cambio que se produzca en el cuadro de dirigentes y de otras cuestiones relacionadas con la Sociedad de Jóvenes Adventistas. Debe asistir a las

reuniones de capacitación de líderes realizadas por la Asociación/Misión/Campo, junto con los oficiales de la sociedad, con el fin de mantenerse al día con lo que sucede en el ministerio joven, y ser as. más eficiente al dar consejos. Es deseable que un mismo consejero sirva durante un período de varios años, para que haya continuidad.

 

Actividades importantes de los J.A.

A medida que los jóvenes crecen en su relación con Cristo, el departamento de Jóvenes se esfuerza para ofrecerles programas activos y dinámicos, con relación a su edad, que les proporcionen un ambiente propicio para el desarrollo de los dones espirituales en preparación para esta vida y para la vida por venir. Esto incluye:

1. Devocionales y educativas. Devoción matutina, Año bíblico, Serie Encuentro, Semana de oración de los jóvenes, Conferencias bíblicas para jóvenes, Curso de capacitación para el ministerio joven, Curso de capacitación para líderes del Club de Conquistadores, Club del libro de los jóvenes, Clases de preparación para guías y guías mayores, Especialidades, Actividades al aire libre, y otras.

2. De testificación. La voz de la juventud, Grupos de amistad, Escuelas sabáticas filiales, Hora de la historia, Servicio en caso de calamidades, Servicio de voluntarios adventistas, Festivales de la Palabra, Grupos rayo de sol y Grupos de canto, Servicios comunitarios, Grupo de publicaciones

y correspondencia, Equipos musicales de testificación y Especialidades J.A.

3. Sociales. Social para salvar, exploración de la naturaleza, clubes al aire libre, campamentos de jóvenes, Especialidades J.A, Medallón de plata y Medallón de oro.

Fuente: Manual de Iglesia.